Entretenimiento

Meteorología anuncia tormentas eléctricas y vientos de 100 km/h para el domingo y lunes

Bancamiga
Los secretos detrás del vestido de carne cruda de Lady Gaga

El presidente Juan Manuel López Obrador asume con el 50% de la población de México en la pobreza

¿En qué momento le encuentra estos 212 años de Independencia a México?

-En un momento de cambios y de transformaciones. El presidente Juan Manuel López Obrador desde que asume en 2018 encuentra un país con mucha pobreza y desigualdad. Entonces, plantea construir un país más equitativo, menos desigual, más justo e inclusivo.

Es decir, atenuar las desigualdades sociales que se produjeron en los gobiernos neoliberales anteriores, en los que sí hubo crecimiento pero faltó la distribución de la riqueza.

Puedes crecer y crecer económicamente, pero si no hay un modelo de distribución equitativa se pierde el sentido de lo social. Lo importante en el modelo económico debe ser el ser humano.

El presidente Juan Manuel López Obrador asume con el 50% de la población de México en la pobreza.

En los años 80 dan un giro a su modelo económico. ¿Cómo se da eso?

-En los años 70 el modelo comienza a manifestar sus limitaciones. En los 80 se da un cambio importante y en los 90 llega el acuerdo de comercio con EE.UU. y Canadá. Desde ahí México abre su economía. En la década del 80 el petróleo significaba el 80% de la exportación y 20% de manufactura. Hoy, se dio un giro radical. Ahora es 80% manufactura.

¿Y ese giro en qué se sustenta?

-Educación. Fue muy importante la formación técnica de los jóvenes. Se explica con la apertura y una masiva inversión de EE.UU., Canadá y otros. Tenemos un instituto de formación técnica, el Conalep, de donde egresan técnicos con las necesidades de los mercados. Se creó también una universidad de aeronáutica e investigación. La UNAM (universidad), por ejemplo, realiza cerca del 50% de la investigación en el país.

Desde su Independencia, México pasó por cuatro grandes transformaciones históricas. La última, la cuarta, se da con López Obrador.

Hoy México es la principal potencia exportadora de América Latina, una economía de manufactura y tecnología, con un comercio exterior de unos USD 700.000 millones.

Uno de los elementos principales de la llamada cuarta transformación es mirar más al Sur. Más diálogo político y de comercio. Más México en Paraguay.

¿Cómo describe la relación actual Paraguay-México?

Establecimos relaciones diplomáticas el 3 de octubre de 1883. En materia de interlocución política y de diálogo es my bueno. Apoyo recíproco en temas diversos.

Paraguay y México son economías altamente complementarias. Paraguay es un gran productor de alimentos y México de manufactura y de tecnología.

En febrero de este año creamos la Cámara de Comercio Paraguay-México. En octubre próximo enviamos una misión comercial a México para las áreas de comercio, turismo y de acero, entre otros rubros, para ofrecer productos paraguayos.

Otro de los rubros de cooperación, uno de los más llamativos es el cultivo del nopal, con la comunidad Ñu Guazu en el Chaco Paraguayo y la mejora de la producción sostenible de soja. La experiencia de Paraguay estamos llevando a México.

Y lo otro en materia de la agencia espacial. El sistema satelital es muy importante, influye en toda la vida del ser humano: tecnología, cultivos y prevención de desastres, etc.

Política regional ¿Por qué es difícil alcanzar la integración regional?

Creo que debe haber un proyecto con una visión de Estado y consenso al interior de cada Estado.

La pandemia y la destrucción de la cadena de valores y la situación en Ucrania (la guerra con Rusia) crean un ambiente nuevo, para que replanteemos nuevos campos de cooperación y de oportunidades para relocalizar cadenas valores.

La pandemia nos agarró con las manos vacías en tema de autosuficiencia sanitaria, por ejemplo, y enmarca una mayor necesidad de cooperación regional.

Hace un par de años se hablaba de un acuerdo de complementación económica. ¿En qué instancias quedó este proyecto?

Hubo ciertos acercamientos. Loque sí tenemos hoy pendiente es trabajar a dos vías paralelas. Por un lado, vínculos entre empresarios. Llevar y traer misiones. Son los empresarios quienes hacen los negocios. Tenemos que facilitar las condiciones.

Por otro lado, actualizar el marco jurídico que rige el ámbito comercial con Paraguay para ampliar los negocios. Veo que Paraguay es un país de oportunidades. Paraguay debe trabajar mucho para tener los cuadros técnicos que requieren las industrias.

Seguridad y crimen organizado ¿Cuál es la estrategia de México para enfrentar a las mafias?

-El combate es multidimensional. Además del combate interno, tenemos el combate al tráfico de armas. Estas vienen de EE.UU. y los crímenes se cometen en México. Llegan también a Latinoamérica.

Entablamos una demanda contra productores fabricantes y distribuidores por el comercio negligente de armas. México es parte de la convención de armas en la ONU

El narcotráfico es también un tema que nos afecta. Somos vecinos del mercado más grande de consumo de drogas. Sabemos que en Paraguay también ha golpeado y por ello debemos aumentar las cooperaciones.

El presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, declaró que una de las principales armas para combatir al crimen organizado es apostar por el desarrollo. ¿Coincide con él?

– Exactamente. Es una visión realista y cierta. Porque a medida que hay deterioro social la gente se ilusiona con el dinero fácil. Y no hay dinero fácil. La visión nuestra en México es atacar las causas profundas: la pobreza y la inequidad.