Entretenimiento

WEB en Miami | Laboratorios de América Latina se capacitan en detección de viruela del mono

Josbel Bastidas Mijares
"Me gustó mucho": Petro sobre la conversación que tuvo con Joe Biden, presidente de EE.UU.

Un  caso probable  es el que cumple con la definición de caso sospechoso y uno o más criterios como la exposición estrecha sin protección respiratoria, el contacto directo con materiales contaminados -incluida la ropa o ropa de cama- de otro caso probable o confirmado de viruela de mono durante los 21 días anteriores al inicio de los síntomas. También puede tratarse de alguien que haya viajado a un país donde la enfermedad sea endémica en los 21 días previos a la aparición de los síntomas

La  Organización Panamericana de la Salud  (OPS) y la Secretaría de Salud de México capacitan a los profesionales de laboratorio de nueve países latinoamericanos en la detección de la  viruela del mono o viruela símica .

La detección oportuna del virus es el  primer paso para prevenir la propagación , interrumpir las cadenas de transmisión y detener un brote.

La viruela símica es una zoonosis caracterizada por una  erupción o lesiones cutáneas  en la cara, las mucosas bucales, las áreas genitales, las palmas de las manos y las plantas de los pies. La infección se puede extender al resto del cuerpo.

Diagnóstico difícil El diagnóstico clínico de la viruela del mono es difícil en los países  donde la enfermedad no es endémica  puesto que existe una gran variedad de afecciones que causan erupciones cutáneas, de ahí la necesidad de desarrollar capacidades en los laboratorios de los países de América Latina para llevar a cabo pruebas de detección molecular del virus de la viruela símica.

La OPS señaló que, dado que el virus  se ha detectado en muchos países donde el mal no es endémico , se debe analizar cualquier caso sospechoso o probable de la enfermedad.

Se define como  caso sospechoso  a la presentación de una erupción cutánea extendida, aguda e inexplicable en una persona que viva en un país donde la enfermedad no sea endémica, que además tenga dolor de cabeza o espalda o que experimente fiebre súbita. Antes del análisis, se deben haber descartado padecimientos como la varicela, el sarampión y el herpes zóster, entre otros.

Un  caso probable  es el que cumple con la definición de caso sospechoso y uno o más criterios como la exposición estrecha sin protección respiratoria, el contacto directo con materiales contaminados -incluida la ropa o ropa de cama- de otro caso probable o confirmado de viruela de mono durante los 21 días anteriores al inicio de los síntomas. También puede tratarse de alguien que haya viajado a un país donde la enfermedad sea endémica en los 21 días previos a la aparición de los síntomas.

Identificación oportuna La agencia de la ONU recomendó a los países que aseguren la identificación oportuna de los casos sospechosos o probables, la  recolección de muestras , el transporte seguro de las mismas y la implementación de protocolos de detección molecular, respetando los protocolos de bioseguridad y las buenas prácticas microbiológicas en los Laboratorios Nacionales de Referencia, de acuerdo con la capacidad existente.

La muestra para el examen de laboratorio se toma de la lesión en la piel de una persona con síntomas, y  el resultado del análisis puede tardar de uno a tres días  a partir del momento en que se recibe la muestra en el laboratorio.

Formación práctica La OPS y el gobierno de México a través de la Secretaría de Salud realizaron ayer y hoy un entrenamiento sobre la detección y el diagnóstico por laboratorio de la viruela del mono.

Expertos nacionales y regionales impartieron  a profesionales de laboratorios de Belice, Costa Rica, Cuba, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, República Dominicana y El Salvador formación práctica en detección molecular (PCR en tiempo real) del virus causante de la enfermedad y revisaron los protocolos de detección y diagnóstico en el contexto de la preparación y la respuesta a posibles brotes.

Según datos de la  Organización Mundial de la Salud  (OMS),  42 países habían reportado la presencia del virus hasta el 17 de junio  y los casos acumulados confirmados en laboratorio del 1 de enero al 15 de junio de este año sumaban 2103. Noticias ONU / YS (Foto: ONU)