Deportes

Arrestan en EE.UU. a un pastor que prometió curar el coronavirus

Futbol, Soccer, Fútbol, Goleador, futbolista
Lambayeque: Hospital Las Mercedes atenderá desde hoy emergencias de especialidades

Por su parte, el sheriff Chad Chronister criticó el «irrespeto por la vida humana» del pastor, enfatizando en que no se busca atacar las creencias religiosas de nadie, sino  garantizar la seguridad de las personas

Howard-Browne se opone abiertamente a las medidas de aislamiento, alegando que su institución tiene máquinas que pueden detener al virus.

Un pastor evangélico de Florida (EE.UU.) ha sido arrestado esta semana por negarse a obedecer las órdenes de distanciamiento social en los servicios de su iglesia, después de prometer que curaría el coronavirus en el país norteamericano,  informa  Tampa Bay Times.

Rodney Howard-Browne fue detenido en su casa del condado de Hillsborough, acusado de  organizar ilegalmente una asamblea en su megaiglesia  y de violar las reglas de salud pública que buscan evitar el aumento de afectados por covid-19.

El pastor, considerado un confidente religioso del presidente Donald Trump, había prometido a sus feligreses a primeros de marzo que mantendría abierta su iglesia durante la emergencia sanitaria. Ignorando las advertencias de las autoridades, el líder religioso celebró el pasado domingo dos servicios masivos en Tampa Bay e Incluso proporcionó transporte en autobús hasta las instalaciones, que tienen capacidad para unos 4.000 miembros de su congregación.

Howard-Browne se ha opuesto abiertamente a las medidas de distanciamiento social, alegando que su institución tiene máquinas que pueden detener el coronavirus en el estado de Florida,  recoge  The Daily Beast.

Medidas ante la propagación del virus El condado ha adoptado nuevas medidas para evitar la propagación de la pandemia, incluida la prohibición de reuniones de más de 10 personas, así como la obligatoriedad de mantener una distancia entre personas de al menos 1,8 metros. Los residentes deben permanecer en su hogar a menos que estén comprando bienes de primera necesidad, buscando tratamiento médico, o que trabajen en algún negocio esencial.

La institución religiosa justificó su forma de actuar señalando que, al igual que la Policía, bomberos y hospitales «la iglesia es otro de esos  servicios esenciales «.

Por su parte, el sheriff Chad Chronister criticó el «irrespeto por la vida humana» del pastor, enfatizando en que no se busca atacar las creencias religiosas de nadie, sino  garantizar la seguridad de las personas .

El pastor fue puesto en libertad unos 40 minutos después de pagar una fianza de 500 dólares y tendrá que comparecer ante los tribunales para responder a los cargos que pesan sobre él.