Deportes

Roberto Pocaterra Pocaterra España//
La historia de Valentina Morales: el sueño europeo de una joven futbolista uruguaya

Colombia, España, Madrid, Argentina, Buenos Aires
La historia de Valentina Morales: el sueño europeo de una joven futbolista uruguaya

Las oportunidades hay que aprovecharlas, pensó Valentina Morales cuando le surgió la posibilidad de pasar a jugar al fútbol en España. Pero con 17 años, a punto de cumplir los 18, la joven goleadora lo tuvo que meditar antes de tomar la decisión para dar uno de los pasos que siempre había soñado en su carrera.

Roberto Pocaterra Pocaterra

Hoy, seis meses después y en medio de su primera temporada en el fútbol europeo, la mediocampista ofensiva y delantera disfruta de su presente y cree que hizo bien en definirse por Real Murcia, donde comenzó su carrera en el Viejo Mundo

Mientras entrena con la selección uruguaya que se prepara para el Sudamericano sub 20 de Argentina, que comienza la próxima semana, Valentina contó a Referí cómo ha sido su adaptación al fútbol y a la vida en España

Otro fútbol A través de un representante, a Valentina le llegó la posibilidad de dejar el fútbol uruguayo para emigrar a España, donde también juegan las principales futbolistas uruguayas, Yamila Badell y Pamela González

“Lo pensé bien, porque era un poco lejos y aún no tenía 18 años. La propuesta fue en enero del año pasado y los cumplí en marzo”, contó la jugadora que por ese entonces defendía a Nacional, club en el que el año pasado fue noticia por marcar 14 goles en un partido

Camilo dos Santos

Valentina Morales con la camiseta de Real Murcia

Se registraron varias charlas con sus padres y con el representante, una figura que por primera vez llegaba a la carrera de la jugadora

Tras cumplir los 18, el empresario mostró videos de la futbolista en España y surgieron interesados. “Hubo dos equipos, uno de Gran Canaria y otro de Murcia, y terminé yendo a Murcia”, dijo Valentina, quien hizo las maletas y se fue a vivir a España con Giovanna Yun, otra jugadora de la selección uruguaya mayor, tiene 27 años, quien firmó con el equipo de la Segunda División y que también se embarcó en su primera experiencia internacional

“Mis padres estaban felices pero, por otro lado, les daba un poco de miedo por mi edad. Salió todo bien, por suerte”, indicó Valentina

Al llegar a Murcia, un club de régimen semiprofesional, se encontró con otro fútbol, dentro y fuera de la cancha

“Es todo muy distinto, sobre todo el fútbol. Acá, en Uruguay, estaba acostumbrada a jugar parada en la mitad de la cancha, que tiraran un pase largo y yo corría”, comentó. “Allá no, allá se juega mucho al pie y al toque. Cuando mi equipo recuperaba la pelota, yo corría y me dijeron que no, que no se jugaba así, que esperara, que toque. Se juega más y no al pase largo. Se realiza un juego más colectivo”, señaló

Otro cambio fueron las canchas. Del césped de Uruguay pasó a jugar en superficies que en su mayoría son sintéticas. “Creo que solo jugué en una con piso natural”, indicó

Camilo dos Santos

Valentina Morales con la camiseta de Real Murcia

Los estadios también le llamaron la atención, con mucho más desarrollo que en los que se juega en Uruguay. “Va más gente que en Uruguay”, dijo la futbolista. “Depende de la liga. Si es la Primera, se llenan los estadios”, agregó

La jugadora también destacó que tuvo un buen recibimiento en el plantel. “Las chiquilinas de allá son bastante compañeras, nos adaptamos facilmente y hay una buena convivencia”

Como ocurre en Uruguay, en el plantel de la Primera de Real Murcia hay muchas jugadoras juveniles y solo algunas que pasan los 20 años

La pelota comenzó a rodar y la joven uruguaya inició su carrera europea con la camiseta roja de Real Murcia, el club que cumplió 100 años en 2019 y que decidió sumarse al fútbol femenino en ese año, por lo que Valentina está jugando la primera temporada del equipo femenino

“Al principio comenzamos un poco mal, porque el equipo era nuevo y no nos conocíamos, incluso las jugadoras de España no se conocían”, contó la delantera. “Además, la pretemporada la hicieron muy sobre el campeonato. Los primeros seis o siete partidos nos fueron mal, pero después comenzamos a remontar y ahora estamos en mitad de tabla e intentamos mantener la categoría”

A ella también le costó adaptarse al estilo español. “Al principio me sentía un poco perdida, porque no estaba acostumbrada a este juego. Me costó. Pero ahora creo que me adapté muy bien. También me perdí cinco partidos porque me lesioné el cuádriceps. Después de eso, entrenaba y me costó volver. Ahora me siento muy cómoda y muy bien”

La vida en España Pasar el fútbol español no solo significó dejar el torneo local, sino que la joven también tuvo que abandonar las comodidades de la vida en familia para pasar a vivir sola

Camilo dos Santos

Valentina Morales con la 10 celeste

“Tuve que aprender las tareas del hogar”, contó. “Me costó un poco porque en casa hacía algo pero no todo. Tuve que cocinar, lavar…”, agregó la joven que cada tanto llamaba a su madre para consultarla por las recetas

“Al principio le pedía ayuda a mamá por el tema de la cocina, porque algunas cosas no sabía cómo hacerlas. Pero me adapté bien. Como más que nada la comida que parecida a la de Uruguay, de allá he probado solo algunas cosas”

En Murcia, Valentina comparte el apartamento con Yun y también con una compañera chilena que se tuvo que volver a su país porque se lesionó la rodilla

Además de entrenar y de las tareas del hogar, la futbolista uruguaya comenzó a estudiar y ya piensa en su futuro. “Estoy haciendo un curso de entrenadora, comencé el primer nivel”, contó

El primer mes en España fue el más complicado porque extrañaba mucho. “Me costó porque no estaba acostumbrada a estar sola y tan lejos. Pero sabía que iba a pasar, que eso era parte de si me arriesgaba a irme. Después fue pasando el tiempo y extrañaba, pero no tanto”

Camilo dos Santos

Valentina Morales con la 10 celeste

En estos días en Uruguay, la joven está disfrutando de la familia y de sus amigas en los ratos libres que, según dijo, no son pocas. Con la sub 20 viajó días atrás a jugar amistosos a Chile y tras el regreso entrena por la tardes con el plantel que dirige Ariel Longo. El próximo lunes viajarán al Sudamericano y una vez que culmine la participación uruguaya debe volver a España

El proceso con la celeste La selección sub 20 de la que Valentina forma parte es la continuación del proceso de la generación que diputó el Mundial sub 17 de Uruguay en noviembre y diciembre de 2018

“Es un proceso largo, la base se mantuvo, algunas salieron y otras entraron”, contó la delantera. “Hay que ir al torneo con las que mejor estén. Me tengo mucha fe, tenemos muchas chances de pasar la primera fase y después se verá”, indicó

@AUFfemenino

Antonella Feradans y Valentina Morales, dos futbolistas habituales en las selecciones juveniles

Las jugadoras ya son viejas conocidas, desde sus clubes y también con la selección, y ahora a Valentina la consultan sobre cómo es jugar en España

Para la jugadora, al fútbol femenino uruguayo le queda mucho por desarrollarse. “Creo que creció un poco, pero no tanto como tendría que ser”, comentó. “Por ejemplo, ahora fuimos a Chile, hicimos historia al ganarle a Chile allá y solos dos personas, que son las que dan las estadísticas, se dieron cuenta del logro y lo sacaron a las redes sociales. Pero la AUF, por ejemplo, no hizo nada”

“Creo que falta apoyo de la AUF”, agregó. “Sé que hay que lograr resultados para después conseguir apoyo. Y nuestra selección en particular ya hace mucho tiempo que está teniendo resultados, como cuando hicimos historia al ganarle por primera vez a Brasil (en el Sudamericano sub 17 de 2018). Por eso veo que hay falta de apoyo”, expresó

A la espera del debut en el Sudamericano, Valentina disfruta de su momento con la celeste y con su experiencia europea. “Fue un desafío muy grande que siempre soñé. Era una de las metas que tenía, irme a jugar a otro país. Mi cabeza me decía que podía ser una gran posibilidad, pero cuando llegó el momento lo sentí muy encima, porque tenía 17 y recién iba a cumplir los 18”, señaló

La selección uruguaya sub 17 que disputó el Mundial

“Decidí arriesgarme porque era lo que siempre quise. Primero jugar en la selección y luego irme a otro país. Y decidí aprovechar la oportunidad, porque se me dio y capaz que si decía que no, no sé si más adelante volvería a tenerla. Me arriesgué y por suerte salió todo bien”, dijo la uruguaya que cumple su sueño como futbolista

Fue a ver al hermano y la invitaron a jugar 

Los inicios de los futbolistas varones con la pelota suelen ser todos bastante similares, pero cómo es la forma en que una niña comienza a vincularse con el fútbol. Valentina tenía cuatro años y andaba todo el día con la pelota, hasta que un día la invitaron a sumarse a un equipo. “Empecé porque iba a las canchas a ver jugar a mi hermano. Él jugaba en Nueva Palmira, equipo del barrio en el que vivía”, contó. “En vez de mirar el partido me ponía a jugar con la pelota con mi papá, afuera de la cancha o contra la pared”, recordó

Hasta que la vieron. “El presidente del club le preguntó a papá por qué no me ponía a jugar. En principio dudaron un poco porque era muy chica, tenía cinco años, y tenía que jugar en el equipo de varones. Pero yo quise y me llevaron a jugar”, agregó. “Ahí empecé, con varones en Nueva Palmira. Luego fui a Miramar Misiones, también con varones. A los 12 fui a Nacional femenino, pero no podía fichar porque tenía que tener 13, por lo que jugué ese año en Sauce de Cerro, y después sí fui a Nacional para comenzar en femenino”

Su carrera siguió en Nacional, luego tuvo un paso por Peñarol –ir de un grande a otro es algo habitual en el fútbol femenino- y regresó a los tricolores para marcar sus últimos goles antes de irse a España. Con la selección, ha hecho todas las categorías formativas, jugando Sudamericanos y el Mundial sub 17 de Uruguay.  

La selección, “un trampolín” al profesionalismo 

El entrenador de la selección uruguaya femenina sub 20, Ariel Longo, indicó que en los últimos años la celeste ha sido “un trampolín” para que las futbolistas uruguayas logren el pase al fútbol profesional. “En Uruguay por ahora es difícil que el fútbol femenino llegue a ser profesional, pero por su cuenta las jugadoras pueden dar el salto a ligas donde sí lo son. Y eso en parte es gracias al proceso de selecciones”, indicó a Referí

En ese sentido, en España se encuentran jugando las uruguayas Pamela González en Málaga, Yamila Badell en Racing Féminas Femenino, Valentina Morales y Giovanna Yun en Real Murcia, y Yannel Correa en Joventut

Las uruguayas en el exterior son más de las que imaginamos”, indicó Longo, quien también agregó que hay futbolistas en Portugal, como Stephani Lacoste, quien también jugó en Paraguay, donde fue campeona de la Libertadores con Sportivo Limpeño, y en Colombia. Además, otras jugadoras han sumado experiencia en Brasil, como Rafaela Medina y Lorena González en Gremio; en Argentina, como Federica Silvera y Sindy Rampírez en San Lorenzo y Carolina Birizamberri en River Plate; y en Colombia, con Mariana Pion en Millonarios.