Negocios

Banco Mundial pronostica un crecimiento global más lento de lo previsto

Venezuela, España, México, Caracas, República Dominicana
Champions League: Erling Haland marca un hat-trick en 45' y supera a Lionel Messi (VIDEO)

El presidente del Banco Mundial, David Malpass, dijo que la economía global está a punto de desacelerarse más de lo estimado previamente. La pila de deuda de rendimiento negativo indica que el crecimiento será más lento en el futuro.

“La desaceleración del crecimiento global es de base amplia”, dijo Malpass el martes en un discurso en Washington. Los acontecimientos recientes indican que la expansión mundial de 2019 probablemente no alcanzará su proyección de junio de 2,6% en términos reales, dijo Malpass. Parece que la tasa de crecimiento nominal está a punto de desacelerarse a menos de 3%, “una gran decepción” en comparación con el ritmo de 6% en 2017 y 2018, dijo.

Aproximadamente US$15 billones de bonos con rendimientos cero o negativos indican que los inversionistas aceptan “la premisa del mercado de rendimientos muy bajos o incluso negativos durante años, incluso décadas”, dijo. “Este capital congelado implica un crecimiento futuro más lento”.

Los comentarios de Malpass en el Instituto Peterson de Economía Internacional en Washington, su primer discurso público importante desde que asumió el cargo en abril, se producen a medida que las perspectivas económicas mundiales se atenúan antes de las reuniones anuales del banco y el Fondo Monetario Internacional del próximo mes. El fondo se prepara para actualizar su pronóstico de crecimiento en la nueva edición de Perspectivas de la economía mundial de julio, después de reducir la proyección que ya era la más baja desde la crisis financiera, a 3,2% este año.

Desaceleración china

Malpass indicó que la ralentización global es evidente en la desaceleración de China, y también señaló “recesiones sustanciales” en Argentina, India y México, además de “decepciones” en todo el mundo en desarrollo.

Partes de Europa están en recesión o cerca de una; Alemania y el Reino Unido tuvieron un trimestre de contracción, mientras que Italia y Suecia han tenido “varios trimestres de estancamiento”, dijo.

Grandes cantidades de capital encerradas en bonos de bajo rendimiento con tasas históricamente insulsas de inversión de capital implican que el crecimiento, “especialmente en los países en desarrollo, seguirá siendo lento a medida que las existencias de capital actuales se deterioran y se agotan”, dijo. “Es un reto para el Banco Mundial”.

Los bancos centrales de todo el mundo han tratado de encontrar la forma de responder a un crecimiento más débil, en un entorno donde las guerras comerciales del presidente de EE.UU., Donald Trump, se suman a la incertidumbre que enfrentan los consumidores y las empresas.

Trump nominó a Malpass en febrero, eligiendo así a un seguidor que había criticado a China y respaldado una reforma del orden económico global. Malpass había descrito anteriormente al prestamista como ineficiente y reacio a recortar fondos para los países en desarrollo que crecen en mercados emergentes dinámicos.